MUROS VERDES COMO ELEMENTO ARQUITECTÓNICO

LOS JARDINES VERTICALES A LO LARGO DE LA HISTORIA

Las plantas ya sea en jardines o jardineras, han formado parte de la arquitectura desde los albores de la civilización. Entonces¿a qué se debe el resurgimiento y auge de los jardines verticales? la evolución tecnológica tiene mucho que ver.

Los muros verdes han adquirido una enorme importancia en el siglo pasado debido al crecimiento de la población en zonas urbanas. La tecnología de materiales de construcción ha permitido que dicho crecimiento se de en forma horizontal en edificios tanto de uso residencial como comercial. La demanda ha aumentado los costes por metro cuadrado y ha reducido significativamente el espacio vital.

Para muchas personas, tener un jardín ya no es una opción, pero el hombre no puede, ni debe romper el vínculo emocional con la naturaleza. Quizás de esta necesidad surge la investigación y desarrollo de conceptos como la “arquitectura orgánica” acuñado por el arquitecto Frank Lloyd Wright.

Otra evolución tecnológica se da en el campo de la botánica con el surgimiento de la hidroponia: el cultivo intensivo y altamente eficiente de plantas en un espacio cerrado, mediante irrigación, sustratos y luz artificial. Aunque la hidroponia persigue fines industriales o científicos, sin duda constituye un paso fundamental hacia el surgimiento de los muros verdes naturales que conocemos en la actualidad; de hecho, los muros verdes naturales se desarrollan con técnicas hidropónicas.

Por último, otro avance tecnológico que facilita el surgimiento de los muros verdes artificiales, se da en el campo de la petroquímica  a mediados del siglo XX, cuando incrementó la demanda de material sintético para remplazar los productos naturales. Existe una amplia gama de materiales sintéticos que a menudo se engloban en el término “plásticos”, aunque las propiedades de los distintos materiales son muy diferentes.

Las propiedades que competen al desarrollo de las plantas y follajes artificiales que conocemos en la actualidad son:

  • que se pueden termo formar o moldear a detalle
  • que se puden pigmentar o colorear
  • su plasticidad o la elasticidad, es decir, la capacidad de moverse y recuperar su forma
  • su estabilidad molecular resistente a cambios de temperatura o rayos UV a lo largo del tiempo, es decir, que el paso del tiempo no le hará perder sus otras propiedades